Top 10: Canciones Para Pegarse Un Corchazo

Así como le venimos trayendo tanta alegría al pueblo (?) durante más de diez años, ahora es el turno del bajón. Si sos emo, tenés tendencias suicidas, o sos la reencarnación de Kurt Cobain POR NADA DEL MUNDO te atrevas a oír alguna canción de este anti-top 10 (con un bonus track de yapa). Ya estás avisado. No nos hacemos responsables por una ola de suicidios en masa. ¿Y tu top ten cuál sería? Dejá en tu comentario qué canción o canciones agregarías a esta lista.

#10. Daniela Herrero – Solo Tus Canciones

Divina Danielita, siempre fue una mina que me gustó. Recuerdo haberla visto en vivo en el patio de comidas del viejo Showcenter de Haedo. Ojo, no crean que fui a verla a ella, no sabía que actuaba pero sí admito que cuando me enteré que era ella me la quedé mirando un rato… todo muy lindo. Para la vista obvio, porque las canciones eran horribles. En esa época era jovencita todavía, tal vez no cantaba mal para la edad que tenía. Calculo que ahora tendrá mejores canciones. O eso espero, por el bien de ella (y más que nada por el bien nuestro).

#9. Ismael Serrano – Papá Cuéntame Otra Vez

Como diría Ricardo Iorio: “Ismael Serrano es lo más parecido a un dentista que vi en mi vida”. Y sumado a eso, le adjudicó el rol de “el doble de Elio Rossi” (jajajaja, que genio). Ahora hay que sumarle este nefasto tema donde “el odontólogo de la canción” (?) se la da de filántropo con aires de idealista que se rebela contra el sistema y te canta la posta sobre verdades que nunca dijo nadie. Oh si, que canción tan reveladora Ismael, gracias a tu profunda y jugadísima letra dejé la escuela y ahora vendo falopa a niños de cinco años cuando salen del jardín. ¡Andá a cagar!

#8. Laura Miller – Dispara

Si el mundo ya tenía suficiente con que exista una Cher, imaginen con una mina nacida en Argentina que no sé cuantos años después, viene a querer coronarse como “La Cher latinoamericana”. Laurita Miller podrá estar para dispararle con la Magnum de carne (!!!) pero si se pone a cantar temas de mierda como el que le sigue a continuación, no queda más remedio que acudir al suicidio como única salida posible. Lástima que en el videoclip los tiradores no le acertaron.

#7. Natalia y La Forquetina – En el 2000

La mexicana Natalia Lafourcade se ganó el séptimo puesto de este ranking. Muy fresca, muy simpática, muy divertida, muy espontánea, todo lo que vos quieras. Pero que canción de mierda hermano. Y después no falta el ingenuo que pregunta por qué decayó tanto la industria musical. No es por la piratería queridos amigos. Es por la música de mierda que nos quieren vender. Por eso la gente dejó de comprar discos. Así de simple.

#6. Aterciopelados – Florecita Rockera

Año 1995. MTV extendía sus fronteras y llegaba a toda Latinoamérica, dando a conocer así artistas y bandas de habla hispana. Y si bien gracias a eso conocimos bandas geniales como Molotov, también nos tuvimos que fumar canciones y videoclips de mierda como “Florecita Rockera” de los Aterciopelados. Y si, los 90’s fueron geniales, pero que no te engañen: también había bastante mierda (aunque tal vez comparada con la mierda de ahora no era tan mierda).

#5. Jarabe de Palo – Bonito

No se me ocurre tema más hippie y maricón que éste. Y no me vengan a hablar de homofobia ni ocho cuartos. Si sos hombre y te gusta este tema, probablemente seas un catador de espermatozoides reprimido. Y si además de eso te gusta el video, andá urgente a internarte en un hospital psiquiátrico. Y si sobre gustos no hay nada escrito, deberíamos considerar empezar a escribir algo urgentemente porque hay cosas que musicalmente no debieron haber ocurrido nunca.

#4. Ahora – Mandáme un Email

Año 2005. Pleno furor del Fotolog, el Messenger y el e-mail ya en su máximo apogeo. Una banda pedorra de cuatro nabos que se hacían los poperos se inspiraban en el furor tecnológico para terminar cantando esta garcha y encima le sumaban un video con una estética con un mambo re copado (?) para no desentonar con la chotada general de la producción de mierda. Y lo peor: a más de uno esta canción le traerá lindos recuerdos. Por eso estamos como estamos y por eso hoy existe Tan Biónica. Nos jodemos todos por culpa de ustedes… ¡BOLUDOS!

#3. Juana Molina – Vive Solo

La voy a bancar siempre a Juana Molina como actriz por sus geniales personajes en el recordado programa “Juana y Sus Hermanas”. Pero jamás podré digerir una bosta tan grande como su canción “Vive Solo”. Ver tantos aparatos (mixer, teclados, pedales de efectos, etc.) desparramados en la performance en vivo que vemos abajo me pone mucho peor y realmente me dan ganas de prender fuego una media sombra y fumármela entera hasta morir ahogado por inhalación extrema de monóxido de carbono.

#2. Tonolec – Indio Toba

¡Por todas las deidades! ¿Qué poronga es esto? Parece que estos dos se tomaron toda la falopa del Chaco y no le convidaron a nadie. Encima, si Wikipedia no miente, parece que ya tienen un par de discos en su haber. ¿A dónde se la llevan? ¿Dónde están las plantaciones de Aloe Vera la concha de su madre?

#1. Francisco Bochaton – Hojas de Alcaucil

Bienvenidos señoras y señores, estamos ante la canción más peligrosa de toda la historia de la música. Si realmente tuviste un mal día, no reproduzcas bajo ninguno concepto esta canción. Y si tuviste uno bueno, no lo arruines haciendo que esta bosta salga por los parlantes o auriculares de tu reproductor de música. La mierda más grande del Universo y todo lo que no hay que hacer a la hora de componer una canción. Chau gente, me voy a buscar la escopeta. Nos vemo’ abajo.

BONUS TRACK: Ignacio Copani – Cacerola de Teflón

Ay, Copani. Sacando cualquier bandera política que se te cante (y equipo de fútbol también) da como vergüenza ajena que este tipo haya cantado esta canción en “El Salón Blanco” haciéndose el militante y la voz de no sé qué cuando durante la época del Menemato cantaba boludeces como “Cuanta Mina Que Tengo” (encima plagiando a Los Iracundos) y ni hablar las canciones futboleras que le dedicaba al cuadro de sus amores (River Plate). Cada uno puede tener el pensamiento que quiera y expresarlo de la manera que más le guste, pero nunca voy a entender a esos artistas que le chupan las medias al gobierno de turno para abrirse puertas y encima se tiran contra la misma gente que en otras épocas le compraban sus discos y los catapultaron a la fama o al reconocimiento. Un desagradecido total, buscando enemigos donde no los hay y bastardeando -aún más- a la siempre vapuleada clase media trabajadora, con un discurso simplista (y decorado con sutiles aires de grandeza).

Mis agradecimientos al compañero catastrófico Ignacio por la colaboración en el armado de este top ten.

Comentar con Facebook

Un comentario

  1. Micaela Hace 2 años