El misterio de los Supercampeones resuelto

¿Se acuerdan de las interminables corridas hacia el arco de Oliver y sus amigos? Por fin, la verdad nos ha sido revelada: ¡el campo de juego era una sandía!

Comentar con Facebook