Un suicida limpio y prolijo

Todo lo contrario a Pappo (‘Sucio y Desprolijo’ para quien no captó la sutileza) resultó ser este español de 33 años, llamado Juanjo de Dios (¡que edad y que nombrecito para un suicida eh!), decidió suspender su salto desde la terraza de su casa debido a que consideró que necesitaba “un poco de orden y limpieza”. Pero  para alegría de sus enemigos, prometió llevar a cabo próximamente el suicidio “porque está todo hecho un desastre” (ahí creo que se refería al mundo y no a su terraza) y hasta creó un evento en Facebook. Lo que se dice un pelotudo importante.

Comentar con Facebook